Como planchar una camiseta sin dañarla

El asunto más importante en cuanto a planchar una prenda siempre es cómo hacerlo. Puede que en principio parezca demasiado sencillo planchar una camiseta pero debes estar muy atento, las posibilidades de estropearla están presentes ya sea por algún descuido o no prestar atención a los detalles.

Estira la camiseta

No podrás planchar bien una camiseta si es que esta no está completamente estirada y que no haya nada que interrumpa o cree algunos pliegues. Lo correcto es que tomes la tabla de planchar y posiciones la parte central de la camiseta en el medio de la plancha, en cuanto a las mangas, estas también estíralas a los lados, así podrás planchar con comodidad y la camiseta quedará perfecta.

Revisa las instrucciones en la etiqueta

Así tal cual como si compraras un nuevo artefacto electrónico deberás revisar las instrucciones que pone en la etiqueta de la camiseta. Estas son las que nos indicarán qué tipo de planchado se puede llevar y si se debe planchar o no. No todos los tejidos reaccionan igual al calor y mucho menos son aptos para ciertos niveles. Así que revisa la etiqueta y podrás saber cómo proceder.

Adapta la temperatura de la plancha al tipo de tela

¿Ya revisaste la etiqueta de tu camiseta? Pues ahí se te indicará cómo debes plancharla en relación al tipo de tela en la cual esté hecha. Por ejemplo, las camisetas de algodón fabricadas en un 100% en este tejido aguantan muchísimo calor y no sufren ningún tipo de daños. Podrás colocar la máxima temperatura y no habrá inconvenientes.

En cambio, existen camisetas que mezclan tejidos como el algodón con otros más sintéticos. Dependiendo del porcentaje de los tejidos es que podrás aplicar más o menos calor. Los tejidos sintéticos no reaccionan nada bien a las temperaturas altas, por ello es que siempre se recomienda comenzar de menos a más.

Si tienes una camiseta que no estás seguro de cuál es la temperatura correcta lo que debes hacer es colocar la menor temperatura y comenzar a planchar en los bordes de la camisa. Si resiste ese nivel y quita las arrugas podrás continuar, si no quita las arrugas puedes ir subiendo poco a poco hasta llegar al punto perfecto en el cual no se daña y queda lisa.

Utiliza el vapor de la plancha para optimizar el planchado

En ocasiones planchar solo con el calor de la plancha puede ser algo complejo sobre todo con ciertos tipos de tejido. Lo mejor que puedes hacer en esos casos es activar el vapor de la plancha, pero en un nivel medio. No quieres empapar la camiseta, lo que deseas hacer es incrementar la temperatura y con el vapor optimizar la forma en la que planchas. Así, quedará lisa mucho más rápido.

Fuente: BlogModaHombre